Buceando en el potencial de los peces de colores

Los peces llegaron a mi vida con las mañanas de sol y las tardes de siesta en verano.

Un par de aletas, unas gafas y un tubo fue suficiente para despertar mi curiosidad infantil, que acompañada de grandes dotes de fantasía, me llevó a dibujar todos y cada uno de los peces de colores en un cuaderno de buceo durante las tardes de siesta en un verano ibicenco en compañía de mis padres…

IMG_0174
Pasados los años, estos pequeños habitantes volvian a ser parte de mi ecosistema para enseñarme grandes cosas desde su pequeña existencia.

Algunos disfrutan nadando solos y otros en bancos, cual sistemática formación; si bien todos muestran sus más bellas cualidades (colores o librea) cuanto mejor adaptados estan a su entorno.

Pueden ser esquivos y huidizos o disfrutar de la interacción “con los de fuera” (todavía recuerdo un luchador del siam que subía a la superficie para que mi hija lo tocase cuando era pequeña); quizás depende con la confianza que les recibamos cuando se acercan a nosotros aleteando entre chapoteos…

Lo que si tienen todos en común es que cuando los metes en un pecera, crecerán proporcionalmente al tamaño de la misma en función de cuánto se puedan ejercitar y de los retos a los que se enfrenten.

¿Aprecias algo en común con los peces de colores sobre tu propio desarrollo y el de los que te rodean?

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s